Decídete por enamorarte, decídete por amar…


 

aadsfkadf

Por Alex Olvera

Si decides enamorarte…
Hazlo como si fuera la primera y la última vez…
Como si hoy fuera el último día de tu existencia…
Como si no pudieras enamorarte de nuevo…

Si decides amar…
Hazlo como si jamás lo hubieras hecho…
Como si no existiera un mañana…
Como si no existiera alguien más para amar…

Pero sobre todo, decidas lo que decidas…
Asegúrate de enamorarte a niveles extremos…
Asegúrate de amar con todas tus fuerzas…
De entregarte con todo tu ser…

Aunque tengas en mente que algún día…
La persona de quien tú te enamoraste…
La persona a quien tú decidiste amar…
Pudiera ser quien te hiera más profundamente…

Pero aún así pase lo que pase y hagas lo que hagas,
a final de cuentas, jamás te arrepientas,
pues esa persona por siempre será…
De quien tú te enamoraste, o a quien tú decidiste amar…

Anuncios

Me he enamorado


foto-te-doy-mi-corazon[1]

Por: Antonio García Guerrero

El amor me tiene pensando en ti
no te dejo de pensar ni un instante
te haz metido tanto en mi cabeza que hasta escucho tu voz
me he enamorado, me he enamorado

Estoy totalmente enamorado
lo único que quiero es estar a tu lado
mirarte a los ojos y decirte lo mucho que te amo
compartir alegrías y para por siempre seguirte amando

Tomaste algo que era tuyo desde el principio
mi corazón solo dice tu nombre
mi corazón late por tu voz
mi corazón brilla con su esplendor el mirar te a los ojos
me he enamorado

Carta de una hija a su padre


4Por Alejandro Olvera

Aun recuerdo aquéllos días que a veces quisiera olvidar. Cierro mis ojos y no puedo evitar visualizar las guerras y batallas, conflictos que creo, se albergaron en las memorias de muchos y cada uno de nosotros… los mexicanos.

Los viejos relatan la lamentable perdida de vidas inocentes que se sacrificaron por hacer realidad un sueño… El ser por fin libres. Yo… Lo recuerdo bien.

Días completos se revistieron del trágico color rojo de la sangre. Sustancia sagrada que se derramó sobre la blancura de la tierra limpia y pura que los vio nacer. Pero valió la pena…

Hoy al recorrer los verdes sembradíos de los campos, me acorde de ti, sentí mi corazón palpitar y una lagrima recorrió mi mejilla, alcancé a escuchar una sonata que hizo que me soltara en llanto. Las gloriosas notas del himno nacional me hicieron recordar aun más.

Me tiré de espaldas sobre el suelo y al regresar el tiempo con aquellos momentos vividos contigo, vi a una hermosa águila atravesar el azul del cielo. Así me sentí yo, como un águila que abre sus alas al viento para sentir su liberad.

Recuerdo cuando vi una bala atravesar tu cabeza, tu cuerpo inmóvil cayó al suelo, como lo hacen las frutas maduras al caer de un árbol.

Corrí hacia ti, pero tú ya te habías marchado.

Gracias a ti, hoy aún me encuentro con vida…

Gracias a ti, hoy me enorgullezco inmensamente de pertenecer a esta nación. Nación soberana llamada México…

Gracias a ti, hoy te puedo decir que tu sueño se hizo realidad…

Papá, hoy me siento realmente libre. No tengo palabras para agradecer lo que hiciste por mí, pero recuerda que siempre te llevo presente en mi mente.

A cada momento me acuerdo de ti.

Papá… te amo…

Tú hija…

A %d blogueros les gusta esto: