Las palabras se las lleva el viento: La comunicación es primero


social-media

Cuando se abre la puerta de la comunicación, todo es posible. De manera que debemos practicar el abrirnos a los demás para restablecer la comunicación con ellos.
Thich Nhat Hanh

¡Hola!, aquí yo de nuevo dándole seguimiento a mi retomada actividad. Y cómo les comentaba en mi publicación anterior, estaré desarrollando algunos temas que me están provocando corto circuito y que por ende, concluya por hacerme bolas a tal grado que ni yo mismo pueda comprenderme (en la mayoría de los casos). Pero en fin, como bien dicen “para terminar algo hay que empezarlo primero”, y si se trata de algo complicado, hay que desenmarañarlo para de esta forma “comenzar con lo sencillo, luego con lo posible, y de pronto estaremos haciendo lo imposible”, así que sin más preámbulo, ¡aquí vamos!

Desde que tengo uso de razón mis padres siempre me inculcaron (y bendito sea Dios, aún lo siguen haciendo) que para construir lazos fuertes y mantener relaciones sociales plenas, siempre será necesario entablar una buena comunicación. Ésta última no solamente se trata de hablar, sino también de comprender. El procedimiento es sencillo, existe un emisor y un receptor, el emisor codifica y envía un mensaje y el receptor tiene que recibirlo (obviamente), decodificarlo e interpretarlo para poder dar una respuesta de regreso.
Leer más de esta entrada

Anuncios

Las palabras se las lleva el viento: A su debido tiempo


indiferencia

“Ningún amor es tan verdadero como aquel que muere sin haber sido revelado”…

Siempre me ha parecido extraño como a través del tiempo, vamos comprendiendo ciertas cosas que en el pasado no entendíamos. Existen cosas un tanto superficiales, como por ejemplo por qué se hace de noche y luego vuelve a amanecer, por qué el agua se congela y se puede evaporar, incluso por qué algunas aves pueden volar y otras sólo caminar.
Leer más de esta entrada

Las palabras se las lleva el viento…


palabras-al-viento

A menudo me he tenido que comer mis palabras y he descubierto que eran una dieta equilibrada.
Winston Churchill

Vaya, vaya, lo que son las cosas…
Es extraño como luego de mucho tiempo de no escribir nada por estos lares, repentinamente alguien me “ordena” (literalmente hablando) que comience a escribir lo que pasa por mi mente, lo que vivo a diario e incluso lo que sueño, cuando en realidad era esto lo que hacía anteriormente y por cosas del destino lo dejé de hacer.
Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: