The Sims: “El juego de la vida”


Por Alejandro Olvera
sims3logo_0[1]Seguramente se preguntarán la razón por qué hoy escribí tan tarde (2:25 am), bueno, pues es muy simple… Luego de asistir a la escuela para realizar algunos trámites y recibir por parte de un compañero un documento para tramitar una beca, regresé a mi casa, hice algunos “quehaceres” y posteriormente inicié sesión en Facebook. Al percatarme de que el chat se había descompuesto, opté por abrir un juego que hace algunos días instalé en mi ordenador… Un juego que trata sobre la vida de una persona y que por cierto… me envició.

Cómo en un escrito anterior les había mencionado, le di a mi personaje (sim) las características más se asemejaban a mí, tanto físicas como de capacidad mental. Sinceramente no recuerdo de cuales le doté, pero gracias a ellas le fueron asignadas algunas habilidades y posibles carreras de éxito. Bueno, el caso es que a mí “sim” le fue determinada la carrera de periodista, ¿qué loco no?… Tal vez en la realidad eso fue lo que debí estudiar… Pero por otro lado, también era muy bueno en otras materias como pintura, y cocina (habilidades que sin presumir, se me facilitan en la vida real).

Chef[1]Al iniciar el juego, la primer carrera que encontré disponible fue la de “artes culinarias”. Luego de seleccionarla mi personaje tuvo que acudir cinco días por semana, excluyendo el miércoles y el jueves. Conforme fue pasando el tiempo mi sim (nombrado Alex Olvera), fue conociendo a personas que le facilitaron algunos trucos y consejos necesarios para sobresalir como chef. Como ustedes se habrán fijado, la carrera que empecé a estudiar no tenía nada que ver con lo que tenía destinado.

El tiempo pasaba y mi “sim” comenzó a ganar el dinero suficiente como para comprarse “lujos”, pero repentinamente observé como mis conocidos empezaron a envejecer… Pensé “¿Cómo es posible, si apenas ayer eran jóvenes?… Pues efectivamente, el juego está totalmente raro. Cada período que pasaba me festejaban mi cumpleaños, pero pareciera que en vez de transcurrir solo un año, sucedían diez. Consecutivamente algunas notificaciones empezaron a mostrarse.

“Cómo no le llamaste”, “cómo no tuviste contacto”, “cómo no lo volviste a invitar”… “esta persona ya no es tú amigo”… Así de sencillo las personas se olvidaban de mí y muy pocos eran capaces de contactarme nuevamente. Un día como cualquiera, me decidí a renunciar a mi trabajo de chef para inscribirme a la carrera de periodismo; pues se suponía que si era mi destino, tenía que lograr la meta de ser el presentador del noticiero local.

Las personas empezaron a morir y mi carrera iba de mal en peor, todos mis esfuerzos parecían en vano. Descuidé a mis amigos, conocidos y allegados en general. Intenté no dormir para aprovechar el tiempo y seguir estudiando, pues de esta forma pretendía sobresalir… pero sobre todo, que el editor en jefe del periódico se fijara en mi trabajo y me ascendiera (lo cual, hasta este momento no ha sucedido).

writing[1]Estaba tan ocupado en mis actividades cotidianas, que ni me di cuenta de que mi primer amiga falleció. Transcurrió un año desde que renuncié a mi trabajo en el restaurante y ni siquiera compré un mueble, mi terreno empezó a secarse, se me olvidó pagar las facturas y me embargaron dos veces. Pasaron algunos meses y llegó nuevamente mi cumpleaños, fue entones que se me ocurrió invitar a mis amigos (aún vivos) a una gran celebración.

Pareciese que esto no acarrearía ningún problema, pero cuando me avisaron que una de mis mejores amigas había envejecido y peor aún, que le quedaba poco tiempo de vida, me apresuré para visitarla lo antes posible. Pero… ¡se me olvidó mi fiesta!, todos se empezaron a ir y me calificaron como inmaduro. Por si fuera poco, mi personaje comenzó a desmayarse en varias ocasiones por trabajar en exceso, por no dormir, no comer y sobre todo por el estrés que tenía acumulado, francamente el tiempo no le alcanzaba para nada.

Todo esto me hizo pensar sobre lo que verdaderamente es la vida, pues transcurre tan rápido que ni siquiera lo sentimos. Las personas vienen y van, alguna que otra se queda cerca de nosotros, pero la mayoría desaparece con el tiempo. Estoy de acuerdo en que el dinero no lo es todo, pero pareciera que también es una parte esencial… Definitivamente es muy difícil llevar una vida en familia, pero a leguas noté que lo es más si ambicionas de vivir sólo.

TS3%20Hidden%20Spring%20Screen%2002_656x369[1]Asimismo, nuestros talentos nos pueden sacar de muchos apuros, pero si no descubres tus natos, tardarás más en aprenderlos. Es como me preguntaba hace unos momentos un amigo: ¿Qué es mejor?, practicar para tener talento o desarrollar los talentos natos… Yo creo que muchos preferirán trabajar duro para aprender de todo, pero aun así jamás alcanzarán a los que desarrollaron los talentos natos. Por eso se debe ser precavido y si ya se seleccionó un camino, seguirlo hasta donde nos lleve… Jamás voltear hacia atrás porque ya será demasiado tarde.

No sé… pero este juego sí que me dejó pensando… Gracias a Dios aún soy joven y me queda mucho por aprender, jamás creí que un juego me enseñaría de la vida. La moraleja de hoy (o más bien, de ayer)… “Aprovechar el tiempo es la clave del éxito”.

Anuncios

Acerca de Alex Olvera
Columnista Oficial en 656 Magazine Escribo diversos artículos con temas de actualidad, orientados a resolver y evitar problemas de la vida cotidiana de los lectores de uno de los principales sitios web en la frontera Juárez-El Paso. Autor - Escritor independiente para Independent-Publishing Beaufort Media GmbH (Alemania) Me encargo de escribir artículos bajo pedido. Estos trabajos están realizados de acuerdo con las especificaciones del cliente y se publican en diferentes e importantes portales de internet. En América Latina y España el sitio web es Utilidad.com y sólo acepta artículos de contenido original y de la más alta calidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: