Síndrome de “flojeritis” aguda


Por: Alejandro Olvera
Los último dos días me he dedicado a escribir cosas de mi vida y creo que de esta forma he conseguido más lectores, por eso considero muy conveniente seguir desarrollando temas como este jaja Lengua fuera. Pero como sea… Resulta que el día de hoy destacó por ser parte de la flojera extrema, es precisamente a esto a lo que le llamo “Síndrome de flojeritis aguda”. Para familiarizarnos con el término es importante que primero veamos que es un síndrome y el motivo del por qué le llamé así.

flojera[1]La palabra “síndrome” se refiere a un cuadro clínico de diferentes síntomas y características que ocurren en tiempo y forma, siendo exactamente esto lo que me afectó el día de hoy. Un caso muy severo de pereza que me hizo cancelar mis compromisos para quedarme en cama viendo anime.

Sinceramente no recuerdo cuando fue la última vez que me levanté y me volví a recostar para quedarme viendo la televisión, pero estoy seguro de que lo volveré a hacer Risa.

CaptainGinyuBulmaFunnyMomment[1]Pero en fin… En realidad la televisión estaba ya encendida, yo sólo cambié los canales y me detuve al encontrar el famosísimo canal 5. Me percaté de que estaban transmitiendo Dragon Ball Z y sin siquiera pensarlo le dejé ahí. Como no tenía ganas de hacer nada, me quedé viendo los dos capítulos que transmiten. Los episodios ya los había visto, pero ya pasaron tantos años desde que los vi por primera vez que ni me acordaba de que se trataban (broma, claro que me acuerdo Lengua fuera), el caso es que sólo me sentí más viejo; si tomamos en cuenta mi edad de “senectud” y la flojera que iniciaba en mí, pues era motivo suficiente como para que me quedara viendo a Bulma al ser engañada por una mugrosa rana.

Al correr el tiempo me acordé que tenía un compromiso con una amiga y como solamente quería seguir viendo anime, pensé en llamarla por teléfono, pero a la vez pasaron por mi mente las siguientes palabras: “No tengo saldo”. Aun así me animé a hacer una prueba y le envíe un mensaje, cuando observé que lo recibió la tranquilidad se apodero de mí. Lo que consecuentemente me trajo más flojera Confundido. Luego, en el momento de los comerciales recordé que hace poco mi amiga fue víctima de un robo, incidente en el que perdió su celular; entonces le marqué a su casa. Gracias a Dios la llamada salió, o de lo contrario quien sabe que hubiera pasado.

185786[1]Total, terminé de ver como Freezer le daba una paliza a Goku y luego me dirigí a la computadora para iniciar mis “labores” cotidianas. Revisar el correo, checar las notificaciones del “feis” y ponerme a pelear un rato con quien fuera. Lo primero que noté fue un mensaje que me envió uno de los editores de Independent-Publishing, en el que me avisaba que tengo contundentes fallas en mi redacción y sobre todo en mi ortografía. “Como sea” (dije), ¿cómo es posible que me diga eso?, pero “ya que”, la verdad tenía tanta flojera que ni le contesté.

Más tarde, mis papás me dijeron que los acompañara a dejar a mi hermana a la escuela, ya que de regreso llegaríamos a Elektra para que yo pudiera abrir una cuenta de ahorro en “guardadito”. Mi cara fue más o menos así –> ¬¬, pero pues bueno, me levanté de la silla, me puse los tenis (o zapatillas como los españoles dicen) y nos fuimos rumbo a la escuela de mi hermana menor.

Ya que la dejamos, fuimos a una tienda cercana a comprar un poco de pan y unos refrescos. Como yo soy demasiado práctico, tomé una soda en envase de vidrio y le pedí a la señora que atendía que me la sirviera en una bolsa con un popote. La señora me dio la bolsa y me dijo, “mejor tú, porque yo no sé cómo”… O sea, ¡de flojera!, ¿cómo no va a saber echar una vil soda en una bolsa?… “Equis”, mi mamá se adelantó y ella fue quien me la sirvió.

Bueno, pues el caso es que ya saliendo de ahí nos dirigimos de nuevo a la escuela para entregarle a mi hermana una de las sodas (logo-de-azteca[1]que con mucho amor mi mamá le escogió). Ya después nos dirigimos a hacer unos pendientes de mi papá y de ahí al dichoso Banco Azteca. Una vez frente al ejecutivo, le pedí que me diera informes sobre la tarjeta antes mencionada, pero lo que principalmente yo necesitaba era que me asegurara que me serviría para hacer trámites interbancarios (incluyendo PayPal). Luego de que me respondió afirmativamente, me pidió algunos requisitos. Como sólo llevaba papeles originales y no copias, mi mamá y yo tuvimos que ir a la papelería… Nada del otro mundo, pero ¡que flojera!, ¿que no tenían copiadora ahí?

Finalmente hicimos el papeleo necesario e inmediatamente me dieron mi tarjeta de guardadito Risa! mi primera tarjeta de débito (chafa, pero es tarjeta ¿ok?). De rato llegamos a la casa y me tuve que poner a dar de alta algunos servicios que las transacciones interbancarias requieren. Aunque seguía con “flojeritis aguda”, ni modo, esa tarea fue realmente indispensable si quería sacar el dinero que tengo acumulado en PayPal (dinero que gané gracias a los artículos que escribí para Independent-Publishing).

Belinda–Dopamina

En fin, el día continuó y como por una hora me quedé solo en casa, estaba frente a la PC y como todos salieron por diferentes actividades, tarea, trabajos, etc. etc. La casa estaba hecha un desastre…

Puse algunas canciones en YouTube y aunque tenía mucha flojera me puse a “recoger” (sin albur) para que por lo menos no se viera tan tirado. Una de las canciones que recuerdo que puse fue la de “Dopamina” de Belinda, que está medio chida, pero sobre todo pegajosa.

Pasó un rato de flojera extrema y cuando terminé de (medio) limpiar, vi que en el Facebook tenía un mensaje de mi otra hermana (que ya andaba en la escuela también), quería que le marcara a su celular porque se le había olvidado algo. Por un momento me quedé así de Sorpresa“¡no masques!” (seguramente ahora sí ya no tendría saldo). De puros puntos le marqué y la llamada ¡milagrosamente salió!. Ya eran como las cuatro de la tarde y yo tenía que haber ido a al departamento de sistemas para entregar unos documentos, pero fue tanta la flojera que preferí no ir. Como mi “sísta’” sabía que yo iría, quería aprovechar para que le llevara unas cosas, pero “¡nel!”, no fui jaja xD (lo siento Gissel, tenía flojera).

Sinceramente sigo teniendo mucha flojera, y no tengo ánimos de estar recordando que fue lo que pasó más tarde. Lo único que sé, es que me puse a escribir (los ya conocidos artículos que hago para Independent-Publishing). El día estuvo un poco más largo de lo normal (o eso creo), por poco atropellan a mi perro, dejé en pausa mis escritos, entre otras actividades, pero para no hacerles la historia más larga, les puedo confesar que hasta este momento solo he escrito un artículo de cuatro que tengo solicitados (12:56 am).

La neta sigo con pereza… Creo que tengo flojeritis aguda en tercer grado, por lo tanto ya no quiero escribir. Me voy, pero no sin antes dejarles la moraleja del día: “Si tienes flojeritis aguda, aprovéchala, no la dejes pasar porque no sabes cuándo te volverá a tocar”.

Anuncios

Acerca de Alex Olvera
Columnista Oficial en 656 Magazine Escribo diversos artículos con temas de actualidad, orientados a resolver y evitar problemas de la vida cotidiana de los lectores de uno de los principales sitios web en la frontera Juárez-El Paso. Autor - Escritor independiente para Independent-Publishing Beaufort Media GmbH (Alemania) Me encargo de escribir artículos bajo pedido. Estos trabajos están realizados de acuerdo con las especificaciones del cliente y se publican en diferentes e importantes portales de internet. En América Latina y España el sitio web es Utilidad.com y sólo acepta artículos de contenido original y de la más alta calidad.

10 Responses to Síndrome de “flojeritis” aguda

  1. HAHAHAHAHhahahaha ciertoo!!! 😀

    • alexolvera says:

      jajaja verdad que sí xD!
      xD!
      se nota que tengo flojera :S!

  2. German Ribota says:

    yo tengo muchos dias de esos =D

    • alexolvera says:

      xD jajaja bueno, ya por lo menos no me siento tan sólo en esto de la “flojeritis aguda” jajajajaja :D!!!!

  3. Nice =P

    • alexolvera says:

      jaja xD!
      más bien de flojera 😛

  4. Alex says:

    Hola haha muy bueno tu artículo, te puedo hacer una pregunta? Ahi va… Puedo abrir una cuenta de guardadito siento menor de edad no vivo con mis padres me han comentado que si se puede si eres menor de edad, pero en todos los casos sus padres han quedado como sus representantes legales, puede mi tia con la q vivo ser mi representante legal, la oculare para retirar mi donero de paypal

    • alexolvera says:

      Hey que onda!…
      gracias por comentar jaja xD!
      Sobre tu pregunta, no puedes abrir una cuenta de guardadito pues necesitas una credencial de elector. En todo caso, pídele a tu tía que te ayude y sea ella quien te abra la cuenta, ya cuando seas mayor de edad tendrás la oportunidad de abrir una cuenta tú.

  5. Miguel says:

    Y como te va ahora, dos años despues.

    • alexolvera says:

      Créeme que tuve que leer todo el escrito para recordar de qué hablaba y poder responderte jaja.

      Pues mi vida desde hace tiempo ciertamente ha estado demasiado ocupada, hasta me sorprendo de lo acertado de la “moraleja” que dejé al final, pues en realidad me encantaría tener pronto uno de los días de “flojeritis aguda” que describo.

      De tantas actividades que he realizado últimamente en este momento me encuentro luchando por no quedarme dormido en el trabajo, así que ¡imagínate!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: