Al mal tiempo, buena cara


Por: Alejandro Olvera
Bueno, pues este es el segundo día que me animo a escribir algo que no sea periodístico. Creo que porque no me había dado cuenta de que me pasan demasiadas cosas en el día Lengua fuera… Como sea, la verdad el día de hoy estuvo demasiado cansado, llegué a mi casa aventando los zapatos porque hasta los pies me dolían.

En primer lugar me levanté demasiado temprano, voltee a ver el reloj y marcaba las 6:00 am (en punto, casi alarma). Entonces como tengo no sé que cosa en el corazón y me dolía desde anoche, noté que me seguía doliendo y pues creo que tenía la presión baja o algo por el estilo, ya que no sentía por ningún lado mis benditos latidos.

Me dispuse a tomarme una pastilla y luego me fui a la cama de nuevo, sin antes analizar un extraño sueño que fue la causa de que despertara. Estaba soñando con Juan Ramón Sáenz y en mi sueño ya estaba muerto Confundido ¡era un fantasma! y resulta que hasta matón salió porque asesinó a uno de mis vecinos y para colmos, corría casi como a la velocidad de la luz…

En fin, mejor me dormí de nuevo y como a los quince minutos mi mamá empezó a hacer ruido en la cocina, empezó a mover trastes y demás (ya se imaginarán), lo que provocó que volviera a despertar. En un principio yo no pensé que fuera mi mamá porque se escuchaban sonidos raros y ya traumado con lo del sueño, mejor me levanté a revisar. Ya cuando percibí que era ella, la saludé y me volví a dormir.

imageMás tarde, cuando volví a despertar casi corrí para prender la computadora y ver los resultados que había tenido en los artículos que envíe los últimos días a Independent-Publishing. Al momento de cargar la página me percaté de que había cambiado de diseño y realmente se ve mucho mejor, pero tiene aún algunos errores que no tardarán en corregir.

El caso es que cuando inicié sesión tenía una mejor calificación en cuanto a redacción y estilo, lo que me puso muy feliz porque anteriormente me habían puesto pésimos resultados.

Para continuar el día, me decidí a ver mis notificaciones de Facebook y luego me encontré con Josué, un compañero que tuve en algunas clases en mi carrera. Le pregunté algo acerca del lugar que trabaja porque el día de ayer envíe un currículum para que me hicieran una entrevista. Cuando el me respondí de manera extraña, le dije que mejor me iría a dormir, ya eran como las 11:45 am. El me respondió algo similar a “¡como se te ocurre!, te hablarán para que te presentes a la entrevista hoy mismo”…

Me saqué de onda porque sinceramente se me hizo muy precipitado todo, mejor me levanté de la computadora y me cuando me disponía a salir a cortarme el cabello, sonó mi celular y me comentaron que necesitaban que fuera a la entrevista a la 1 de la tarde, ¡tenía tan sólo una hora!… Pero como era demasiado rápido mejor le pedí a la persona que me habló, que me diera una hora más.

Salí corriendo a cortar mi preciado cabello que me llegaba a los hombros Llorón. Pero bueno, de todos modos tenía que hacerlo para tomarme las fotos para la titulación. Pues así lo hice, le pedí a mi papá que me llevara y cuando llego a la estética, tuve que esperar como 1 hora porque le estaban cortando el cabello a una chava y la estilista era demasiado paciente… ¡No puede ser! (pensé).

Cuando por fin llegó mi turno…  Sufrí porque me iba a despedir del cabello que dejé crecer desde Octubre pasado Triste. La estilista y su ayudante se reían de mis caras de sufrimiento pleno, pero al final terminaron por caerme bien y hasta me recomendaron algo para cuidar el cabello y que se peinara de una mejor forma jaja Risa.

Luego de salir casi huyendo de la estética, llegué a la casa, me alisté de prisa y cuando ya iba a salir vi que el reloj marcaba la 1:40. ¡Definitivamente no lo lograría!. Salí corriendo, apresuré a mi familia y hasta dejé que mi hermana se fuera en la ruta rumbo a su escuela. Pobrecita ella, pero ahora era más importante que mi papá acelerara el carro y que me llevara a la entrevista.

Cuando iba en camino, nos perdimos, pues de los nervios que teníamos ni siquiera me acordaba de las indicaciones que me habían dado para llegar, resulta que se me hizo mega tarde, tuve que bajarme en el camino para poner saldo porque cuando marque de un teléfono público nadie me contestaba. Luego después de circo, maroma y teatro y sobre todo, gracias al burlón de Josué, llegué a la entrevista, pero llegué mega tarde y todavía me tardé mas porque no encontraban a la persona que me recibiría.

Una vez que localizaron al señor, me dijo que estaban a punto de retirarse a una junta pero que por lo menos había llegado, me entrevistaron y pues realmente creo que no respondí adecuadamente. Pero “ya que”, me dispuse a salir al termino de la misma y en la puerta me encontré con un compañero que también iba a la misma entrevista. Al retirarme de la empresa los guardias fueron demasiado amables conmigo y me expresaron con una sonrisa sus mejores deseos Sonrisa.

post1991_mtndew[1]Le pedí a mi papá que de regreso me dejara en la escuela para recoger unos papeles, el asintió pero se tardó los años Sorpresa. Fue a muchas partes, pero por lo menos le compró una soda a cada quien (una para él, otra mi mamá y la mía) . A mi me tocó una Mountain Dew, que hasta el día de hoy sólo había escuchado en una canción que se llama “Code Monkey” y la neta está mejor que la Sprite. Luego de mucho rato de paseos por muchas calles y lugares al final me dejó en el lugar solicitado.

Canción “Code Monkey”

El chiste es que quería ir para que me entregaran unos papeles para iniciar mis trámites de titulación y al último terminé saliendo mega tarde porque se les ocurrió perderlos. Yo, junto con otro compañero que hasta hace pocos sólo conocía por Facebook, estuvimos buscando papel tras papel en la oficina de coordinación.

Bueno como sea, encontré algunos papeles y tendré que volver a hacer otros. Pero ya dejando las cosas tristes en el pasado también fui a la que me dieran instrucciones para sacar una beca para una maestría y sinceramente no creo que me la den, porque son demasiados requisitos Triste.

Para colmos por no leer bien tendré, hoy me dijeron que tengo menos tiempo para poder titularme. Entonces tendré que escribir el reporte de mi proyecto casi a la velocidad que alcanzaba Juan Ramón Sáenz. Lo más rápido que pueda; porque tengo que estar titulado para antes del 26 de Septiembre y ¡falta un mes! y lo peor es que ¡no he hecho casi nada!.

Pero por todo lo “malo” (relativamente hablando) que me pasó en el día, muchas personas me dijeron que me veía bien hoy y hasta me trataron mejor (creo). Nunca ando de vestir y por cierto, la mayoría ni me reconocía (por lo de mi cabello). Y pues aun que sea por lo menos eso me alegró hoy jaja Risa. En fin, la moraleja del día de hoy (o moralejas), “trata a todos como quiere que te traten”, “una sonrisa siempre arregla todo”, “si te cortas el cabello te verás diferente”, pero sobre todo “al mal tiempo, buena cara” Lengua fuera

Anuncios

Acerca de Alex Olvera
Columnista Oficial en 656 Magazine Escribo diversos artículos con temas de actualidad, orientados a resolver y evitar problemas de la vida cotidiana de los lectores de uno de los principales sitios web en la frontera Juárez-El Paso. Autor - Escritor independiente para Independent-Publishing Beaufort Media GmbH (Alemania) Me encargo de escribir artículos bajo pedido. Estos trabajos están realizados de acuerdo con las especificaciones del cliente y se publican en diferentes e importantes portales de internet. En América Latina y España el sitio web es Utilidad.com y sólo acepta artículos de contenido original y de la más alta calidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: